Un Brexit, por favor.

 

Judes Moreno

Sí, quiero un “brexit”, necesito con urgencia un brexit de esta sociedad en la que me encuentro muy incómodo, pero no sé ni a quién ni adonde dirigirme. Necesito un “brexit”.

Necesito un brexit de los políticos corruptos y partidistas que miran sólo a sus intereses personales o del partido y se olvidad de que deben ser servidores públicos. Y trabajar por el bien común de sus conciudadanos. Bien sé que hay buenos políticos, pero los malos los eclipsan y pagan justos por pecadores. En la Biblia, el Señor Dios rebajó mucho el número de los justos para no castigar a Sodoma y Gomorra. Necesito un brexit.

Necesito un brexit de los banqueros, capitalistas y empresarios que acumulan ganancias y dineros que se niegan a repartir, aunque sean unas migajas, con aquellos que con su trabajo y colaboración se los han hecho ganar. Siempre más y más. Y que muchos de ellos son negreros explotadores, chupas-sangres, sudores y come personas. En el Evangelio, Jesús nos recuerda que nada de sus tesoros se llevarán al más allá y que no tienen la seguridad de acabar este día. Necesito un brexit.

Necesito un brexit de madres-padres de familia que no se quieren, que tratan y educan mejor a sus mascotas que a sus propios hijos. Que no les dedican ni el cariño ni el tiempo que necesitan porque están mal ocupados en otros menesteres, quehaceres y ocupaciones innecesarias. Tener hijos no es sólo alimentarles para que vivan, sino ayudarles a desarrollarse como personas felices y auto responsables. Necesito un brexit.

Necesito un brexit de jóvenes perdidos en una sociedad que no ha sabido educarles, formarles ni darles los medios y las oportunidades para que desarrollaran sus potenciales cualidades, y así contribuyeran y aportaran a la sociedad lo mejor de sus personas. Necesito un brexit.

Necesito un brexit de …

Si el lector quiere, que añada otros más y muchos motivos para otros brexits que no he enumerado aquí. Y también que me diga a quien y adonde tengo que dirigirme para empezar la desconexión.

Aunque me parece que este quehacer será imposible, que tendré que arremangarme y, desde mi pequeño e insignificante rincón, vocear que todos somos responsables y apechugar con lo que me corresponda.

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.