TRAGA ORGULLOSO OCCIDENTE Y ADORA

JUDES MORENO

 

Traga y come tierra, orgulloso Occidente, arrástrate y revuélvete en el lodo de las arenas amasadas con el petróleo saudí. Humíllate y póstrate en el suelo ante el dios petróleo, ante la divisa fuerte del petrodólar y sus inversiones, ante el fanatismo y la tiranía. Y sonríe servilmente a tu ídolo y a sus crueles y tiránicos gerifaltes. Su revancha contra Occidente por sus antiguas prepotencias e históricas extorsiones a los pueblos árabes, por su soberbia colonizadora tan humillante de antaño. Inglaterra, Francia… Occidente.

De aquellos polvos, estos lodos.

Sufre en tus carnes lo que has sembrado con tus despotismos, incomprensiones, extorsiones, desprecios, humillaciones y explotaciones.

Estos son los pensamientos que me vienen a la cabeza por el caso “Jamal Kashogi” por su asesinato cruel “premeditado, salvaje y político” en el consulado de Arabia Saudí en Turquía. Y por todas las circunstancias que lo rodearon. Por las mentiras de las autoridades saudíes, por las reacciones de los diversos países occidentales, por los comentarios que van surgiendo en los medios. Y sobre todo por el silencio de las multinacionales, por el GRAN CAPITAL, del que Arabia Saudita forma parte integrante y dominante.

“Traga, traga regalón y acata” la situación, se decía en España en una época pasa; bueno, en lugar de “situación” decían Constitución.

Hoy 24 de octubre, día en que estoy escribiendo estas líneas, decía lo siguiente un periódico mallorquín a pie de una foto: {El gobierno saudí dijo castigará “a todos los responsables” por el asesinato del reportero disidente “no importa quienes sean”, debido a su “incompetencia”}

Entiendo que los quieren castigar no por el hecho criminal en sí, sino por la manera tan chapucera con que han procedido y el que la opinión mundial se haya rebelado contra el cinismo de la casa real saudí dejándola a la altura (o bajura) de los peores criminales y tiranos de la Historia.

Pero todo el mundo occidental participa también de este cinismo porque se doblega y se humilla ante Arabia Saudí por su petróleo, inversiones e influencias políticas en la región, entre otras cosas.

Jesús en su Evangelio al rechazar el requerimiento de Satán para ser adorado nos dice: “Al Señor tu Dios adorarás, a él sólo darás culto” (Mt 4, 10).

 

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.