LOS PRESUPUESTOS DE RAJOY A DEBATE

Antoni Tarabini

El gobierno ya ha remitido al Parlamento su proyecto de Presupuestos 2.018. De momento no tiene garantizada su aprobación, al no tener “atados” los imprescindibles cinco votos del PNV. El tema no es baladí, los nacionalistas vascos condicionan sus votos a la retirada del art. 155 en Cataluña, que a su vez está condicionada a la formación del Govern de la Generalitat. Mientras el calendario corre, la aprobación o no del proyecto  de Presupuestos tiene fecha de caducidad  a finales de abril. Y lo que parecía posible, aunque difícil, ahora después de la sentencia de la judicatura alemana las dificultades pueden acrecentarse.

Los Presupuestos son el documento básico donde se reflejan y concretan las políticas económicas y sociales, así como sus prioridades de inversión y gastos. Rajoy una vez mas jugará la baza de las “bondades” de sus medidas económicas visualizadas en una crisis ya superada. Pero  ¿cómo se reflejarán en los Presupuestos?, ¿van a posibilitar la recuperación del terreno perdido durante los años de ajustes profundos?, ¿van a permitir que la economía crezca mejor?, o ¿se trata de enviar señales de recuperación, solo parciales, en algunas partidas de gasto, para tener un impacto electoral?.  Acudo, de momento, a una primera evaluación realizada por un reconocido experto, Emilio Ontiveros, presidente de Analistas Financieros Internacionales: “Los presupuestos no van a permitir que la economía crezca mejor”. El informe del Defensor del Pueblo concluye: "Es hora de orientar la política económica hacia terrenos más equilibrados, conducirla a territorios más amplios y comprometidos"; y advierte que, si no se producen cambios en las políticas redistributivas, el malestar social se acentuará”.

Con el objetivo de reflejar la compleja realidad socioeconómica que afecta a la ciudadanía, donde se supone deben actuar los Presupuestos, el pasado 19 de Marzo el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, presentó el informe anual en el Congreso de los Diputados, cuya repercusión mediática (¿por qué será?) ha sido prácticamente nula ( en el dossier 821 incluido en esta página  reproduce  un resumen del informe). Su presentación fue un contundente alegato contra las políticas de austeridad del Gobierno, que han generado "un pozo de desigualdad sin precedentes”. La salida de la crisis no reduce esta tendencia que debe "corregirse con una política activa y decidida de redistribución de la renta". Ello implica "recuperar competitividad vía salarios", así como corregir el vigente “mercado de trabajo español que potencia la desigualdad, la fragilidad del empleo, las elevadas tasas de temporalidad…”. Lo que implica una modificación profunda de la Reforma Laboral vigente.

Y  continúa ,"ahora que la economía se encuentra en un claro proceso de recuperación, se abre una oportunidad para revisar el funcionamiento de las políticas sociales”. La caída en gasto sanitario y educativo, se ha desplomado en 5.341 y 4.778 millones, respectivamente, desde 2009. Este descenso ha provocado "un malestar" de los ciudadanos que continúa y que se traduce también en el aumento de las quejas llegadas al Defensor del Pueblo. Pero Sanidad, Educación y prestación de Servicios Sociales están transferidos a las CC.AA., cuyo sistema de financiación está absolutamente obsoleto. ¿Para cuándo la promesa incumplida por parte de Rajoy de presentar una propuesta de un nuevo modelo de financiación autonómica? .En 2017, la institución tramitó 25.776 expedientes, un 48% más que el año anterior. "La mejora de las políticas sociales incidiría en la renta y en el consumo de colectivos que todavía no alcanzan a cubrir con dignidad sus necesidades básicas: como los jubilados, los parados de larga duración, las personas dependientes o los jóvenes sin trabajo".

Nos queda esperar el debate Parlamentario del proyecto de Presupuestos.

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.