BALEARS, ¿ISLAS SOSTENIBLES?

ANTONI TARABINI

 

En las próximas elecciones autonómicas del día 26 pueden estar en  juego el presente y futuro de unas Balears económicamente sostenibles y socialmente cohesionadas. ¿Qué resultados podemos esperar de las elecciones del  26M? Tal como ha ocurrido en las recién celebradas elecciones generales el bipartidismo ha pasado a mejor vida y el mapa político/electoral confirma un doble bloque político alternativo, centro-derecha y centro-izquierda. ¿Se repetirán tales tendencias en las próximas elecciones autonómicas y locales? Es muy probable.

Estas “nuevas” realidades han afectado principalmente al PP, el partido que ostentaba hasta ahora la cuasi exclusividad del centro-derecha español y balear. Desde la aparición de Ciudadanos, y especialmente desde la presencia activa de VOX, los tres partidos se disputan el liderazgo de la derecha política y social. Batalla cainita que tienen que compatibilizar con la lucha contra sus reales “enemigos”: socialistas, podemitas, econacionalistas (sin olvidar el Pi de Jaume Font con capacidad de pescar votos en los caladeros del PP, especialmente en la Part Forana). Los partidos de la izquierda históricamente están más habituados a competir/colaborar con otras organizaciones similares. De hecho ya lo han practicado en nuestra Comunidad (PSOE, MES, PODEMOS…) conformando mayorías en el Parlament y Govern; en los  Consells y en múltiples Ayuntamientos.

Quedando a la espera de sondeos electorales referidos a nuestra Comunidad, la Fundació Gadeso, como hizo anteriormente con las elecciones generales, ha realizado una investigación encaminada a evaluar las principales preocupaciones de la ciudadanía de Balears, a las que se supone deberían dar respuestas los diversos partidos. Los resultados se publican en Quaderns Gadeso (nº 366) referidos a cinco bloques que de algún modo condicionan nuestra cohesión social y calidad de vida: servicios públicos (61%), patrimonio natural e histórico (51%), financiación autonómica (50%), modelo turístico (23%), energías sostenibles (15%) con sus diversos imputs.

En concreto preocupa y ocupa la educación como medio imprescindible para alcanzar una profesión, empleo u oficio, estable con un salario adecuado. Ocupa y sobre todo preocupa el acceso a una vivienda. Ocupa y preocupa la protección y gestión de nuestro territorio y patrimonio natural (escaso y frágil) para uso y disfrute ciudadano y como elemento básico para un modelo turístico mal allá del sol y playa. Ocupa y preocupa una financiación justa de Balears que nos pueda garantizar unas infraestructuras (comunicaciones externas, internas, e interinsulares), equipamientos y servicios (educación, sanidad, dependencia…) dignos. Ocupa y preocupa un modelo turístico sostenible.Y suma y sigue.

Y Ahora el interrogante del millón. Más allá del insulto y descalificación ¿cuáles son las propuestas que nos hacen los distintos partidos y candidatos, a las inquietudes reales de los ciudadanos y ciudadanas de Balears? No en vano el mismo número de Quaderns Gadeso incluye dos cuestiones clave, “¿Qué coalición le gustaría obtuviera la mayoría?” y “¿Qué coalición cree que ganará?”, que sin ser un sondeo electoral típico como mínimo configuran tendencias.

Ambos bloques se mueven en índices muy semejantes: un 60% de los encuestados optan por el centro-izquierda y un 40% por el centro-derecha.

La derecha política y social opta por la coalición PP-Cs-VOX, especialmente los votantes de VOX (71%) y el centro-izquierda elige la coalición vigente hasta hoy en Balears, PSOE-MÉS-Podemos-GxF, especialmente los votantes del PSOE (78%). De alguna manera se reproducen las tendencias reflejadas en las pasadas elecciones generales.

Se supone que las venideras encuestas podrán deshacer (algunos) entuertos. Pero, hasta el 26M no saldremos de dudas.

 

(*) Publicado en Diario de Mallorca

 

 

 

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.