URGENTE : AGENDA DE REFORMAS SOCIOECONÓMICAS

ANTONI TARABINI

 

La crisis padecida en nuestra Comunidad, aunque tuviera rasgos propios, tuvo causas y soluciones comunes con las políticas a nivel de estado. Ahora se nos asegura que hemos salido de la macrocrisis, pero siguen vivas y coleando múltiples asignaturas pendientes. La crisis se cebó de modo especial en las clases medias, también en las nuestras, «desintegrándolas» e incluso con segmentos en riesgo de exclusión. Parte significativa de las medianas/pequeñas empresas y autónomos, se volatilizaron; la estabilidad en el empleo se perdió, las expectativas se diluyeron. Las clases medias fueron las principales víctimas de los recortes en los servicios públicos y de unas políticas fiscales injustas. Y ahora, aunque puedan darse ciertos síntomas de superación en la macroeconomía, no se perciben en la microeconomía (ni en ámbito empresarial ni en la familiar).

Los retos son claros. Es imprescindible una agenda real y eficiente de  reformas tales como reformar el modelo productivo que mejorando su competitividad posibilite empleos dignos y sueldos que permitan desarrollos individuales y colectivos a la altura de nuestro potencial , con especial atención a los jóvenes; trabajar por los recursos y valores en la educación; el bono social en la energía; suprimir el copago en la sanidad pública; la accesibilidad a la vivienda (especialmente en régimen de alquiler); supresión de la Ley Mordaza; garantía de pensiones justas (más allá del IPC); reforma fiscal que afecte especialmente a las grandes rentas. Tales retos son esenciales para garantizar la igualdad de oportunidades y el ascenso social, así como para cubrir los riesgos de una economía de mercado, riesgos que las personas no pueden cubrir por sí mismas Se requieren múltiples reformas estructurales dependientes en gran parte de las iniciativas del gobierno socialista, de los apoyos de sus teóricos socios de la moción de censura, y también de la oposición PP/Cs.

Pero el gobierno presidido por P Sánchez no lo tiene fácil. Lo tiene difícil con sus 84 diputados y una oposición PP/Cs (¡tanto monta, monta tanto!) que todavía cuestiona su legitimidad y se ha instalado en la radicalidad y en remover las cloacas. El reto básico, pero no el único, es la aprobación de unos presupuestos expansivos que deben contar con el apoyo de Podemos y de los partidos catalanes y vascos), que el duetto PP/Cs y viceversa lo consideran como un atentado a las esencias patrias. Si el gobierno no puede y/o no sabe salir del perverso bucle (donde le han metido (y se ha metido), y no tiene el coraje de afrontar con decisión la puesta en práctica de un agenda eficaz de reformas, aunque sean las básicas, sus expectativas políticas (incluso las electorales) pueden verse hipotecadas al igual que los resultados de los próximos procesos electorales de mayo de 2.019. Como aviso a navegantes: Ay! de los partidos y políticos que se rijan por las encuestas.

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per millorar l'experiència de navegació.
En continuar amb la navegació entenem que acceptes la nostra política de cookies.